Palabras musicalmente ajenas a la Navidad

Ni el quien soy o que es lo que hago es relevante para lo que a continuación voy a contar. Lo que si es que a pesar de estar a más de 1000 millas de distancia de mi ciudad natal, y quizás aún más de ti, Carolina Slim, decidí sentarme a escribir unas palabras, motivadas por el pensamiento que hoy decidiste compartir.

mariposa

Identidad viene del latín identïtas, que refiere al grupo de rasgos y características que diferencia a un individuo, o grupo de individuos, del resto (googlee este término, obviamente, no soy un diccionario andante).

El punto que comentas acerca de la música lo percibo como un sentido de identidad. Este sentido de identidad se puede extender a muchas más áreas del arte y de las ciencias exactas. Una diferencia notable entre los países de Europa y los pueblos latinoamericanos, es este sentido de identidad. A muchos de los países de Centroamérica y Sudamérica le podemos asociar un estilo musical: Argentina – Tango; Brasil – Bosanova; Cuba – Rumba; Jamaica – Reggaeton; Colombia – Cumbia, Bachata, Vallenato; y Perú – Andina.

Y, ¿qué hay acerca de México?

Para la gente extranjera es muy común asociar la música ranchera (con mariachi), la música grupera (o con banda) o inclusive la música norteña. Sin querer esos son los estereotipos que la gente identifica con nuestro país. Es un punto interesante ya que a pesar de estar muy cercanos a los EUA y a su oleada de música pop/rock/country/folk no estamos tan influenciados por ellos. Quizás los milenials un poco pero en general, la gente de nuestro país es muy apegado a ello. Sin embargo, creo que vivimos en una época de transición en donde muchos de los jóvenes y aquellos que aún creen serlo tienen un hambre por cosas alternativas. La música de cantautor (no quiero encasillarlo solo con la trova) está teniendo un auge muy grande. Dentro de esta camada de músicos que empezó con los ya tan conocidos Cabral, Cortez, Filio, Delgadillo, o Mexicanto – hablando solo de los mexicanos – viene una nueva generación en donde ya no solo se canta en referencia al amor o a la música de protesta sino que ya van un paso más allá e involucran ya sea poemas, o choremas, y porque no ir un paso más allá y llegar hasta lo surrealista. Dentro de estas nuevas generaciones es en la cual te percibo, y el hecho de que tu estilo no cae dentro de lo cotidiano es lo que te hace ser una artista diferente, en un buen sentido.
Volviendo al punto que mencionabas en tu comentario, me parece que en muchos de los países de Europa no existe una identidad bien definida musicalmente hablando. Esta falta de identidad, causada en gran medida por la constante migración voluntaria o involuntaria a causa de las guerras, ha causado que surjan una gran variedad de estilos, y que la gente de allá salga a buscar, primeramente, algo de diversión pero a la vez algo con lo cual sentirse identificado. Digamos que el ser diferente es lo normal, y simplemente buscan una corriente a la cual apegarse. Este supongo se debe de traducir en una mayor participación en cada uno de los eventos que se realizan.

En el caso de México, pasa lo contrario. Lo normal es hacer lo que hacen los demás, o mejor conocido como Conformidad Social. Si la mayoría de tus amigos escuchan banda, de cierta manera ejercen una presión social para que tú hagas algo similar. Salirse de la corriente implica una especie de ostracismo. Como experiencia personal, muchas veces uno no va a los conciertos de música alternativa por dos razones: (1) los eventos son muy escasos (no difusión o lejos de tu ciudad), (2) o en gran parte de las veces toca ir solo o con alguien que desconoce completamente de la música que van a escuchar. Muchos de los conciertos a los que fui, me toco viajar una o dos horas. Pero creo que valió la pena tanto los viajes como las desveladas. Y llevar a alguien que no conoce de la música es lo peor, usualmente no muestran interés o se aburren y no dejan disfrutar.
Mi comentario/sugerencia es que hagan más difusión de los eventos que organizan. Yo desafortunadamente estoy actualmente fuera del país, pero créeme que si un día fueses a cualquier municipio de Guanajuato con mucho gusto te iría a ver junto con un pequeño pero muy valioso grupo de amigos/amigas fanáticos de la música alternativa.

Atte.
Juárez, el Ornitorrinco

P.D.Ñ Tengo más de dos años que no veo ni Televisa, ni TV azteca y de hecho ya tengo un buen rato sin ver tele. Así que con confianza puedo decir que lo que escribí provino de una mente sin coco-wash.