Feliz Cumpleaños, Abuelito

Hoy Lunes 6 de Noviembre del 2017, se conmemoraría un cumpleaños más de mi abuelo Teodoro, el papá de mi mamá. Sin embargo, este año él dejó este mundo. Entre tantos recuerdos que tengo de él, se me viene a la mente una anécdota que me contó en una de las tantas ocasiones que me tocó cuidarlo en el hospital.

Él recordaba lo pobre que fue y como bajo estas circunstancias le toco vivir la muerte de su papá. Mi bisabuelo murió en un hospital de Celaya, como era de esperarse mi abuelo Teodoro no tenía dinero para traerlo a Salamanca y mucho menos para comprarle un ataud. Por lo cual, le toco viajar a Celaya y traer a su recién fallecido padre, tan solo envuelto por una manta y montado en una carreta.

La última vez que vi a mi abuelo Teodoro fue el día de mi cumpleaños, en el 2016, unas horas antes de regresarme a College Station, TX, USA. Las últimas palabras que me dijo fue que le echara muchas ganas a la escuela y que si él llegaba a faltar, que no me regresara, que mi estudios eran mas importantes. El día que fallecio, me dirigí al laboratorio a trabajar como él habría querido que hiciera.

Nadie es perfecto y mi abuelo no fue la excepción. Con su carácter fuerte podía llegar a molestar a algunas personas, sin embargo, conmigo siento que siempre hubo una especie de respeto y sobre todo de cariño.

Ahorita me visualizo llegando a comer a casa de mi abuelo para celebrar su cumpleaños, y a él diciendole a mi mamá y a mis tías:

¡Ya llego mi chino. Sirvanle de comer…!

Juárez, el Ornitorrinco. 

 

 

Advertisements